El PP en contra del ‘basurazo’ en la comarca

0

El Partido Popular presentará mociones en todos los ayuntamientos de la comarca del Medio Vinalopó para exigir al Consell que asuma el ‘basurazo’, es decir, el incremento del tratamiento de residuos decidido por la empresa pública Vaersa para los municipios que despositan sus basuras en la planta de Villena. Los populares consideran “inasumible que la decisión unilateral de la empresa pública vaya a suponer un quebranto económico para todos los ayuntamientos y, en consiguiente, todos los habitantes de la comarca”.        Reclamarán en los plenos tres cuestiones básicas: 1.Exigir a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y a la empresa pública Vaersa la retirada inmediata del incremento del canon propuesta y su asunción por parte de la Generalitat Valenciana o de la propia Vaersa; 2. Manifestar el compromiso de cada Ayuntamiento y de su gobierno local para que en el caso de que la Generalitat Valenciana o Vaersa no retiren de inmediato el incremento, bajo ningún concepto se vea incrementado el recibo de la basura de los vecinos de nuestra ciudad; y en ultimo lugar, instar a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural para que aborde y plantee de manera decidida políticas más sostenibles en el tratamiento de residuos encaminadas hacia la valoración energética y el ‘vertido cero’ para evitar tener que abrir más vasos en los vertederos.

El pasado 22 de diciembre de 2017 la empresa pública Vaersa, dependiente de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, comunicaba al Consorcio del Plan Zonal de Residuos 8 A3 el incremento del precio actual establecido por tonelada de rechazo depositado en Vertedero hasta una cantidad máxima de 24’36€/Tn. El motivo esgrimido por la empresa era “la inminente culminación de la capacidad del Vertedero anexo a la Planta de Compostaje de residuos urbanos”.

Una amenaza para las cuentas municipales y las economías familiares de los 14 ayuntamientos del Alto y Medio Vinalopó y la Foia de Castalla que integran el Consorcio –Villena, Elda, Sax, Salinas, Pinoso, Petrer, Monóvar, Castalla, Cañada, Camp de Mirra, Beneixama, Biar, Onil y Banyeres- que se ha visto materializada durante la primera semana de este mes de septiembre mediante escrito a los consistorios. En esta última comunicación firmada por el Director General de Vaersa, que confirma la enorme subida del canon, se concluye que “el nuevo canon a aplicar en concepto de gestión de residuos urbanos a los Ayuntamientos consorciados usuarios de la instalación, a partir del 1 de agosto de 2018, será de 70’48€ por Tonelada RU entrada en planta, sin aplicar el iva”.

“Los municipios no pueden hacer frente a la subida unilateral que plantea la empresa pública”, indican en su moción, “porque rompe la economía municipal y las inversiones tan necesarias para las poblaciones que ninguna otra administración asume”. Los populares asumen que “el incremento del gasto en la basura supondrá, de facto, quitar inversiones, restar oportunidades y menos futuro a todos nuestros pueblos”.

Pero también recuerdan que “quienes menos tienen la culpa de la improvisación y mala gestión de Vaersa son los ciudadanos, por lo que no deben ser los culpables ni pagantes de la mala situación de la planta de tratamiento de Villena”. Y es que la empresa pública argumenta la subida en la necesidad de crear un tercer vaso, y llenar los dos existentes, al haber superado el vertedero su máxima capacidad. Los populares recuerdan que “la solución propuesta de enterrar más basura es un parche cuando tenemos que afrontar políticas más sostenibles en el tratamiento de residuos e ir hacia la valoración energética y el ‘vertido cero’ para evitar tener que abrir más vasos en los vertederos”.

El PP asegura que “solo consciente de que el tratamiento de residuos sólidos es un servicio tan necesario para la sociedad como la sanidad”, explican los populares en su moción, “y aunque no puede ser gratuita tampoco puede ser motivo para un asalto fiscal a los bolsillos de los ciudadanos cada vez que haya que ampliar el servicio”.

“La Generalitat Valenciana debe ser consecuente y asumir la responsabilidad en el tratamiento de los residuos sólidos también en sus presupuestos bien a través de la empresa pública Vaersa o en los propios presupuestos autonómicos”, insisten los populares. “El Partido Popular se niega que sean los ciudadanos del Medio Vinalopó quienes al final tengan que soportar unos cargos excesivos al no prever la situación insostenible que ahora tiene la planta de Villena”, indican.

Lamentan que “Vaersa haya tomado esta decisión de manera unilateral y sin consultar a los consistorios, que son la administración directa en contacto con los ciudadanos”. Recuerdan el “compromiso” de la Conselleria de Medio Ambiente para “evitar situaciones como la que se ha impuesto de un incremento unilateral que ahora la empresa pública quiere repercutir a todos los ayuntamientos”. Al contrario, los populares, reclaman a los municipios “una línea de diálogo con la Generalitat Valenciana para que recoja en sus presupuestos de 2019 este incremento si Vaersa no es capaz de asumirlo”.