Tofu: el queso de los vegetarianos

0

Al Tofu se le llama comúnmente queso de soja, ya que se obtiene cuajando la leche de soja, uno de los primeros alimentos que se cultivaron. Es una legumbre muy nutritiva y contiene muchas proteínas de alto valor biológico.

Este producto, originariamente utilizado exclusivamente en Oriente, ha empezado a popularizarse tanto en el continente Americano como Europeo. Constituye un producto básico de la dieta vegetariana, ya que su alto contenido en proteínas, lo convierten en el substituto perfecto de la carne.

Su aspecto es similar a la del queso de Burgos, solo que textura es algo distinta, más firme y ligeramente gelatinosa. Se parece mucho al queso feta. Su sabor es neutro, adquiriendo rápidamente el de los alimentos que lo acompañan.

Dónde encontrarlo

El tofu podemos hacerlo nosotros mismos o bien comprarlo en un herbolario o tienda especializada en ese tipo productos.

¿Cómo hacerlo nosotros mismos en casa?. Fácil. Calienta tres litros de leche de soja, sin que llegue a hervir. Para preparar la leche de soja, se deja en remojo la soja. Por cada taza de granos de soja se necesitan 5 vasos de agua. Añade ½ taza de zumo de limón y mezcla con la batidora.

Deja reposar unos minutos hasta que se forme la cuajada. Vierte el contenido en una bolsa de lienzo. Deja escurrir la cuajada una hora y prénsala para eliminar el líquido restante. Sala el requesón y colócalo en un molde mojado. Tápalo y consérvalo en el frigorífico.

Conservación

Una vez que compramos el tofu, te preguntarás que podemos hacer con él. En primer lugar, debemos sacarlo del envase de plástico y lavarlo debajo del grifo. Lo secamos con un poco de papel de cocina y ya está listo para la preparación de cualquier plato. Si lo vas a consumir en el momento, pero es mucha cantidad, retira la porción que desees emplear y guarda el resto en un recipiente lleno de agua fría en la nevera.

¿Al final comes solo y no lo vas a utilizar?. No te preocupes, también lo puedes congelar para otra ocasión. Tanto entero como en trozos. Guarda el tofu en una bolsa y ponlo en el congelador. Adquirirá un color marrón. Tranquilo, es normal.

Para descongelarlo coloca el tofu en un plato hondo y agrégale (por los costados, nunca por encima) agua caliente. Déjalo cinco minutos. Retira el agua caliente y cúbrelo con agua fría. Repite esta operación hasta que el tofu quede blando. Esta vez, conviene utilizarlo en su totalidad.

Valor nutritivo

Constituye un alimento muy nutritivo, no solo por su alto contenido en proteínas (entre 40-60%) sino también por que contiene los ocho aminoácidos esenciales. Es esencialmente rico en lisina, por eso al consumirlo junto a los cereales ricos, obtenemos una proteína de alto valor biológico, tan rica como la que contiene la carne.

Es bajo en calorías, solo contiene 72 por cada 100 gramos de producto. Su contenido en grasas es muy bajo y un 80% de estas son insaturadas. Contiene ácido linoléico, el cual ayuda a disolver los depósitos de colesterol malo (LDL) que puedan encontrarse en nuestro organismo.

Además contiene gran número de vitaminas y minerales. Es muy rico en calcio, fósforo, sodio, potasio y vitaminas del complejo B y vitamina E. Su contenido en hierro es 3 veces superior al de una porción de carne cocida. Si en su preparación se cuaja con Nigari, un componente natural del agua salada rico en cloruro de magnesio, el cual aumenta en un 23% el contenido de calcio del tofu, convirtiéndolo en un alimento con mayor contenido en este mineral que la misma leche de vaca.

El tofu es un alimento libre de sustancias químicos tóxicas. Es un alimento ligero y muy digestible. Se puede consumir solo o como acompañamiento de otros platos. Es muy adecuado para los niños, ancianos y en general para todas las personas que quieran cuidar su salud.

Se puede consumir tanto frío como caliente. Sirve para la preparación de platos dulces y salados. Se puede tomar crudo, frito, rebozado, estofado, a la plancha o al horno. Podemos adquirir tofu natural, ahumado, a las finas hierbas, a la italiana y deshidratado. Existen varias presentaciones, fresco en envase de plástico, en frasco de vidrio y deshidratado. Estas dos últimas permiten una disponibilidad mayor, ya que su caducidad es mucho más larga.

Recetas con tofu

Una vez conocemos más sobre este magnífico alimento, lo más importante es tener recetas para poder poner en práctica sus valiosas virtudes nutritivas. Es normal que al principio no sepas cómo preparar el tofu. Por ese motivo te damos algunas recetas para que le saques partido y disfrutes de sus innumerables ventajas. ¿Oído cocina?.

Delicias de verduras con cubitos de tofu

Ingredientes

  • 250 g de tofu
  • 250 g de zanahorias
  • 250 g de puerros
  • 250 g de calabaza
  • 100 g de calabacín
  • 100 g de judías verdes
  • 2 tomates
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 limón
  • Sal y pimienta
  • Perejil al gusto

Preparación

Lava y pelas las verduras. Corta las zanahorias en láminas; los puerros y los calabacines en rodajas gruesas; la calabaza en cubos. Hiérvelos al vapor. Corta el tofu en cubos y déjalo marinar con el zumo de limón y el perejil picado durante 10 minutos. Coloca las verduras ya cocinadas en una fuente. Condimenta con aceite de oliva de primera presión en frío virgen extra. Añade el tofu, los tomates cortados en cubos y el jugo del marinado.

Mayonesa de tofu

Ingredientes

  • ¾ de taza de tofu
  • 4 cucharaditas de zumo de limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • Perejil picado, orégano, cilantro o cebolla picada.
  • Sal al gusto

Preparación

Corta el tofu en cubos pequeños, agrega el limón, el aceite de oliva, la sal, la pimienta y el ajo finamente picado. Bate hasta que quede una mezcla uniforme. Deja reposar unos minutos. Por último se le añade el perejil, el cilantro, el orégano o la cebolla picada. Guarda el contenido en un recipiente con tapa dentro de la nevera. Es realmente una mayonesa exquisita.

Guiso de setas y tofu

Ingredientes

  • 400 g de tofu
  • 300 g de setas
  • 300 g de guisantes
  • 8-10 almendras
  • ½ vaso de mosto
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • Sal y pimienta

Preparación

Corta la cebolla muy fina y dórala. Añade las almendras machacadas, el ajo, el perejil y el tomate triturado. Incorpora los guisantes dejando que se rehoguen. Agrega las setas y deja que hierva todo durante 7-10 minutos. Transcurrido ese tiempo, añade el tofu cortado en dados junto al medio vaso de mosto. Sazona y deja reposar 20 minutos.