Pu-Erh: el té rojo chino

0

En los últimos años la medicina china empieza a llegar a occidente, con numeroso remedios hasta ahora desconocidos por nosotros. En esta ocasión, aparece en el mercado él té rojo chino Pu-Erh, un té de excelentes virtudes beneficiosas para la salud.

Procedencia

El té Pu-Erh viene de la región de Yunnan, en China, dónde se lo conoce como el té de ‘los emperadores’, ya que antiguamente el consumo de esta variedad tan valiosa estaba reservado exclusivamente a ellos.

La región de Yunnan

En la provincia de Yunnan, que incluye las localidades de Xishuangbanna, Simao y Licang, están situadas las montañas más famosas de plantaciones de té. En esta región, denominada de la eterna primavera, podemos encontrar todo tipo de zonas climáticas, desde zonas tropicales hasta de alta montaña. Su rica flora la convierten en uno de los lugares más bellos del planeta. La mayoría de las plantas medicinales que se consumen en China provienen de esta zona, ya que todavía está libre de contaminación industrial.

La ciudad de Pu-Erh, el mayor mercado de té

Al sudoeste de Yunnan, en ese maravilloso emplazamiento está localizada la ciudad de Pu Erh. Está considerada como el mayor mercado exportador de té. En esa zona se venera un árbol de té llamado Qingmao, de más de 800 años de edad y de aproximadamente 30 metros de altura. Es considerado el padre del té Pu-Erh. El Qingmao, crece en las regiones montañosas de clima templado, dónde no se producen heladas y las precipitaciones son regulares todo el año. Las mayores superficies de cultivo se encuentran alrededor de la montaña de Liuchanshan y en el distrito de l´bang, en el sur de Yunnan.

Pu-Erh desde el punto de vista botánico

El árbol de té Qingmao, de hojas extraordinariamente grandes pertenece a la familia de los deyeh, de la Camellia assamica. Estas plantas no solo son reconocidas por su extraordinaria belleza, sino también por las plantas de té de las que se obtienen las variedades de té negro y té verde. La Camellia assamica, puede crecer hasta convertirse en un árbol. La planta de té, la Camellia sinensis, en cambio sólo forma un arbusto.

Un cultivo muy antiguo

Se han encontrado documentos, que hablan del cultivo de té ya en el año 2700 antes de Cristo. El cultivo de té se viene realizando en China, desde el inicio de la Dinastía Han, aproximadamente en el año 200 antes de Cristo.

Una denominación propia: Pu-Erh, el té rojo

Generalmente, la planta una vez recolectada pasan por diferentes procesos, hasta que llega a nuestros hogares.

Primer paso: Marchitación

Se extrae aproximadamente un 30% de la humedad de la hoja.

Segundo paso: Enrollado

Con este proceso conseguimos que las células se rompan y la savia entre en contacto con el oxígeno. En este momento empieza el proceso de fermentación.

Tercer paso: Fermentación

En un entorno húmedo la savia se oxigena y empieza a fermentar.

Cuarto paso: Secado

Se interrumpe la fermentación, justo en el momento en el que la hoja adquiere un color y aroma característicos. Se procede a secar las hojas con aire caliente, para fijar el resultado.

Quinto paso: Cribar/seleccionar

Finalmente el té se criba según su grado de espesura. Será de mejor calidad, cuando más grueso sea.

Una variedad única: El té rojo Pu-Erh

El té rojo Pu-Erh se elabora mediante un proceso tradicional y único. Es muy similar al té que se bebía en China hace dos mil años. Se tomaba como bebida medicinal que ayudaba a mantener la salud.

Su elaboración artesanal es producto de un secreto bien guardado que no ha sido revelado hasta la actualidad. Es un té post-fermentado, característica que nos indica que ha sido sometido a un proceso de maduración posterior. El tiempo de fermentación es mayor al de los tés verdes y negros. Los Pu-Erh, más valiosos pueden llegar a madurar hasta 60 años para desarrollar su aroma incomparable. Se podría decir que el té rojo, es un té verde sometido a un tratamiento posterior según antiguas experiencias.

Hemos podido comprobar a través de algunos escritos, que el proceso de fabricación del té Pu-Erh fue descubierto por accidente, al querer conservar el té verde en condiciones óptimas durante más tiempo. El té más valioso debía llegar en perfectas condiciones al Emperador, sin perder sus excelentes propiedades. A mayor tiempo de almacenamiento, mayor es su efectividad y más potentes sus virtudes.

Efectos sobre la salud

El té Pu-Erh, es conocido por sus propiedades curativas en trastornos digestivos y en depresiones ligeras. A nivel externo, esta planta es utilizada para curar quemaduras y contusiones. A nivel interno se emplea para el tratamiento de diarreas, cansancio, resaca, migrañas, conjuntivitis y epilepsia. Zhao Xuemín, un famoso médico y farmacéutico chino, denominó al té rojo Pu Erh como un enemigo eficaz de las grasas corporales. Además constató que reforzaba el ying y el yang y otorgaba al hombre que lo bebía una larga vida.

Ayuda a adelgazar

Estudios clínicos realizados por el Instituto de medicina de Kunming sugieren que las personas con un fuerte sobrepeso, pueden perder hasta 9 kilos por mes tomando tres tazas de infusión por día. Los casos con un sobrepeso moderado, pueden perder hasta 5 kilos y medio. Y las personas con un ligero sobrepeso, hasta 3 kilos.

Uno de los hechos que a los científicos les pareció asombroso, era que la pérdida de peso con el té Pu-Erh se producía de manera constante, resultado dificil de conseguir con otros muchos productos. Según la Medicina Convencional, la pérdida de peso se consigue acelerando el metabolismo del hígado. La Medicina Tradicional China (MTC), defiende que la disminución se produce por razones energéticas.

Disminución de niveles de grasa en sangre

Las pruebas realizadas en la Clínica San Antoine de París demuestran que, los pacientes que tomaron tres tazas de té rojo Pu-Erh al día, presentaron una disminución de un 13% de grasas en sangre en un mes de tratamiento. Otro estudio constata la reducción de los niveles de triglicéridos y ácido úrico en un 66 % de los pacientes que se sometieron al estudio.

La toma constante de esta infusión reduce claramente los niveles de colesterol, incluso en aquellos pacientes que tiene una alimentación alta en calorías y grasas. Además aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno), impidiendo los depósitos de grasa en los vasos sanguíneos, protegiendo nuestro organismo de la temida Arteriosclerosis.

Refuerzo de la función hepática

El Pu-Erh reduce los niveles de alcohol en sangre. Un experimento francés, mostró una reducción del alcohol en sangre dos veces más rápida de lo normal. Esta infusión activa la producción de enzimas purificadoras y el metabolismo del hígado, acelerando por tanto, la eliminación del alcohol.

Activa y cura el intestino

El té rojo, elimina los causantes de la disentería y otras infecciones intestinales. Aumenta la resistencia contra los parásitos, debido al efecto de los taninos sobre las mucosas intestinales. Está considerada como una de las plantas más eficaces en caso de infecciones gastrointestinales. Los chinos suelen tomar una infusión Pu Erh después de grandes comilonas, ya que ayuda a la digestión y previene el sueño típico o amodorramiento.

Ideal para las personas estreñidas, ya que ejerce un efecto positivo sobre el peristaltismo, reduciendo el tiempo que los alimentos permanecen en el intestino y por consiguiente disminuyendo también la absorción de grasas de dichos alimentos. Esta capacidad puede explicar su efecto adelgazante.

Su poder como antibiótico natural

El té Pu-Erh puede destruir gran cantidad de microorganismos y sustancias tóxicas en el intestino. Un estudio realizado en Japón reveló su poder antibiótico frente a la sustancia patógena causante de la tosferina.

Algunas variantes se cultivan de tal manera, que se forma una capa fina de moho, parecido en el que se utiliza en la elaboración de muchos quesos. Esta puede ser una explicación para los beneficios curativos del té Pu-Erh, ya que muchos hongos poseen virtudes antibióticas.

Regulador de la melancolía

En China, el Pu-Erh suele recetarse contra las depresiones ligeras y la melancolía. Produce un aumento de la circulación sanguínea en el cerebro y una reducción de la presión sanguínea y de la frecuencia del pulso. El té Pu-Erh actúa sobre las energías reguladoras de las funciones de nuestro cuerpo. Según la Medicina Tradicional China, solo puede existir salud, si el Chi o Qi (energía vital) puede fluir sin ningún impedimento. Esta infusión permite un flujo constante de energía.

Sin efectos secundarios

El té rojo es una infusión de uso cotidiano y no presenta riesgos para la salud. Su contenido en cafeína es bajo comparado con otras infusiones de similares características. Es también muy bajo en ácido tánico, debido a su larga fermentación, por eso es muy apropiado para todo tipo de personas incluso para aquellas con estómago delicado. También pueden tomarlo las mujeres durante el embarazo y lactancia.

Presentación y modo de empleo

Presentación

En Occidente se suele presentarse empaquetado en bolsitas individuales. En China, el Pu Erh se vende en forma de infusión, comprimidos, tabletas, bolitas e incluso en forma de pasteles exquisitamente presentados, envueltos a mano en hojas de bambú.

Preparación

Para preparar una taza de té basta con hervir agua y añadirle una cucharadita de té Pu Erh. Es importante dejarlo reposar cinco minutos para que adquiera su tonalidad rojiza y su peculiar aroma terroso.

Se puede utilizar el té varias veces. Para evitar que pierda sus valiosas propiedades lo más recomendable es utilizarlo solo dos veces. Si lo preparamos de manera fuerte puede recordarnos al café. No es aconsejable añadirle leche ni azúcar blanca. Si te resulta muy amargo, puedes adicionarle miel, melazas de cereales o sirope de arce.