Los ecologistas alegan contra dos macroplantas fotovoltaicas

Los proyectos afectan a los términos municipales de Monóvar, Pinoso, Salinas y Yecla

0
- Publicidad -

El grupo naturalista Heliaca de Monóvar ha presentado 124 alegaciones a los proyectos CARLIT y ELDA, para la construcción de dos macroplantas fotovoltaicas, que afectarían de forma directa a la Sierra de Salinas y a la Sierra de los Altos de Don Pedro, declaradas por la Generalitat Valenciana como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

La superficie a ocupar por  estas dos plantas fotovoltaicas afectan a 4.730.000 metros cuadrados (473 Ha) de los términos municipales de Monóvar, Pinoso, Salinas y Yecla. El proyecto Carlit, localizado en la zona de La Boticaria-Cañadas de Don Ciro y con una potencia de 93,2 MW, afectaría a 1.710.000 de metros cuadrados (171 Ha); mientras que el proyecto Elda con una potencia de 127,8 MW ocuparía 3.020.000 de metros cuadrados (302 Ha).

El grupo Heliaca, en sus alegaciones, señala que “la mayor parte de los terrenos afectados por las plantas fotovoltaicas son cultivos y forestal; en total, la vegetación natural que se verá afectada corresponde a 600.000 metros cuadrados  en el proyecto ELDA y 97.000 metros cuadrados en el proyecto CARLIT; mientras que las líneas de evacuación suponen 26.664 metros de líneas aéreas y 11.155 metros de líneas subterráneas; y los vallados de las parcelas con los paneles tendrán un vallado perimetral de protección que en el caso de CARLIT es de 25 kilómetros y en el de ELDA de 53 kilómetros”.

Entre las alegaciones presentadas por los ecologistas monoveros al proyecto CARLIT, destacan que “son insuficientes o ridículos los 2.000 euros destinados a medidas compensatorias para la creación de una pantalla vegetal de 100.000 metros cuadrados de superficie, además de la construcción de refugios para reptiles y pequeños mamíferos, cajas de nidos, nidales artificiales o la creación de hoteles para insectos”.

Otro de los puntos que ha llamado la atención de Heliaca es que en los proyectos “consideran moderado el impacto de las macroplantas”. Los ecologistas en sus alegaciones señalan que “como puede ser moderado el impacto cuando el cambio de uso agrícola a industrial afecta a una gran superficie de 4.730.000 metros cuadrados de un paisaje agroforestal con alta densidad de ambientes”.

- Publicidad -