La excavación en Monóvar confirma la desaparición de los restos óseos de las 26 personas fusiladas de la fosa común

1

Los trabajos de excavación llevados a cabo por la conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática en el cementerio de Monóvar durante este verano, con el objetivo de recuperar los cuerpos de 26 víctimas de la represión franquista, han finalizado hace unos días con la confirmación de que los restos de estas víctimas fueron removidos en 1988 como consecuencia de unas obras para construir nuevos nichos en el propio cementerio.

La consellera Rosa Pérez Garijo ha explicado: «parece ser que en aquel momento las máquinas que hacían las obras removieron la tierra y esta contenía los restos de los cuerpos que fueron trasladados a un zona próxima a un camino, la cual posteriormente se asfaltó». Pérez Garijo señala: «aunque ya han pasado más de tres décadas, vamos a estudiar si queda alguna vía legal para depurar responsabilidades sobre los hechos. Tristemente es habitual encontrarse con este tipo de actuaciones que impiden ahora las exhumaciones. Son la consecuencia de una política funesta respecto a la preservación de la memoria de las víctimas».

El director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez Rico, ha mantenido una reunión con los familiares de las víctimas, a quienes ha trasladado la decepción y el malestar, porque la excavación no haya permitido la recuperación de los cuerpos. Pérez Rico ha explicado que se han realizado hasta un total de 8 catas arqueológicas en el área estudiada, donde se ha comprobado que no estaban los restos de las víctimas y se ha confirmado el movimiento de la tierra hace más de 30 años.

Memorial al cementerio

La conselleria de Transparencia y el ayuntamiento de Monóvar han coincidido en la necesidad de llevar a cabo la instalación de un memorial en el cementerio en recuerdo de las víctimas. Pérez Garijo se reunirá mañana con el alcalde Alejandro García, a quien trasladará la propuesta: «vamos a trabajar conjuntamente para que haya un espacio de memoria, para que los familiares puedan tener el consuelo que merecen, y que no se olviden los nombres de las víctimas», ha anunciado la consellera.

Los fusilamientos franquistas los días 18 y 31 de octubre, 16 de noviembre y 5 de diciembre de 1939 acabaron con la vida de Silvestre Corbí Payá, Antonio Leal Pérez, Luis Poveda Giménez, Francisco Martínez Marco, Juan Verdú Berenguer, Sebastián Verdú Berenguer, Antonio Llorca Poveda, Evaristo Maqueda Paya, Vicente Barberá Tordera, José Esteve Santa, Francisco Mateo Cerdá y Sixto Navarro Pérez, todos ellos de Monóvar; Rafael Celestino Tafaya, Antonio Gómez López, Mariano Noguerón García, Juan García Torres, Pedro Iñiguez Valiente, Antonio Martínez Moya y Domingo Valentín Martínez de Elda; José Herrero Pastor, José López Guill, Andrés Tortosa Gil y Luis García Brotons, de Pinoso; Joaquín Albiñana Fuentes, procedente de Salinas; Alfredo Plá Peral, de Petrer; y Juan José Richarte Estaban, de Sax.

1 Comentario

Comments are closed.