Por qué un jugador de fútbol puede ser un buen jugador de póker

0

Muchos se preguntarán qué relación tiene jugar al fútbol con el póker y cómo podemos predecir que un jugador de la primera clase puede llegar a ser una estrella del póker. La clave está en las cualidades que posee el futbolista y cómo puede utilizarlas en la mesa de juego.

Si nos detenemos a observar los movimientos de los jugadores de fútbol en el campo de juego y repetimos la acción en una mesa de póker, previo conocimiento teórico de las características de ambos juegos, concluiremos que se necesitan estrategias similares para ganar.

Las similitudes entre el póker y el fútbol han hecho que este juego de mesa sea uno de los pasatiempos de moda en la actualidad. Ambos requieren de altos niveles de concentración y dejarse guiar por la intuición, aspectos que son básicos tanto en el terreno de juego como en el tapete.

El boom que ha significado el póker entre los famosos ha originado una nueva estrategia de mercado que está dando grandes frutos: el patrocinio de las grandes estrellas que juegan al póker.

Fútbol y Póker

Un buen aficionado al balompié sabe reconocer las cualidades de un jugador y es por esta razón que apuesta por su equipo en la Quiniela. Pues bien, estas mismas fortalezas y determinación son las que prevalecen en el póker.

  • El Autocontrol es una de las cualidades que más se utiliza para cometer el mínimo de errores en el campo. En el póker, se utiliza para no impacientarse por ganar más dinero subiendo las apuestas a destiempo.
  • La Decisión es una cualidad que diferencia al buen jugador de fútbol del medio, el primero toma más decisiones correctas que incorrectas. Un jugador de póker se debate siempre en estas decisiones, apostar o no apostar, jugar o no jugar y decidir qué sería lo más correcto.
  • La paciencia es un valor determinante que se les inculca a todos los deportistas para que acepten con humildad las derrotas y sigan avanzando hasta lograr los objetivos. En el póker, la paciencia se traduce en saber esperar las mejores manos a jugar.
  • Estudiar al contrincante es una habilidad que un deportista debe poseer, observar a su oponente, conocer sus reacciones y proyectar cómo reaccionará ante una jugada. En el póker se le llama “leer la mente” y es exactamente igual, se debe observar todo lo ocurrido, cómo se desarrolla el juego y predecir lo que ocurrirá en la mesa.
  • El factor suerte en el juego aparece cuando un jugador tiene la capacidad de ejecutar la probabilidad de cálculo para garantizar sus jugadas. En el póker un jugador podrá tener el máximo control porque sabe que el juego no trata de suerte, sino de probabilidades.

Grandes estrellas del fútbol, astros en el póker

Toda persona necesita una distracción en su tiempo libre. Para los que practican fútbol, la adrenalina forma parte de su vida y cuando están lejos del césped y de la presión de sus entrenadores, acuden al póker.

El póker es una moda entre los famosos. En los últimos años, se suman cada vez más figuras del fútbol para drenar su adrenalina fuera del campo de juego.

Actualmente, jugadores como Gerard Piqué participan en los grandes torneos de póker, llegando incluso a originar grandes debates y discusiones sobre si es mejor en campo o en la mesa de juego.

Otro muy destacado, Cristiano Ronaldo, uno de los máximos goleadores de la Liga Española, forma parte de las estrellas patrocinadas por las grandes industrias del póker.

El tahúr retirado Francesco Totti hizo del póker su nueva profesión. Al jubilarse del fútbol se cambió a los naipes.

Entre los jugadores de fútbol que serían buenos jugadores de póker por sus destacadas habilidades y por provocar momentos de emoción cuando tocan el balón están los siguientes:

  • Leo Messi, capitán argentino y líder por naturaleza. Siempre ha llevado consigo la presión de guiar a su equipo y en una mesa de póker también se destacaría por llevar la iniciativa, desarrollar un juego directo y emocionante.
  • Iker Casillas, portero del Real Madrid mejor conocido como “El Santo”, se hizo famoso por su gran olfato para realizar paradas y parar penaltis. Este olfato sería sin duda una gran habilidad para enfrentarse a la tensión de un juego de póker.
  • Joaquín Sánchez del Real Betis Balompié se destaca en las redes sociales por sus jocosos bailes y chistes. Su actitud alegre y animada todo lo contagia. Sería un jugador divertido y locuaz que daría un toque diferente en las mesas de póker y sabría aprovechar el revuelo que causan sus intervenciones.

Toni Kroos, futbolista alemán que juega en el Real Madrid. Se destaca por su rendimiento constante, su sobriedad y eficiencia. La paciencia que aplica en la cancha le resultaría un gran éxito en las largas partidas de póker.

Compartir