El golf como motor económico de Alicante

0
IMG_6934” (CC BY 2.0) by South Suburban Parks and Recreation

El presidente de la Diputación, César Sánchez, ha pedido al Gobierno valenciano construir veinte nuevos campos de golf en toda la provincia de Alicante.

Ante los torneos de golf que se le vienen encima, la Diputación de Alicante ha pedido construir nuevos campos para aprovechar su tirón mediático. De hecho, se espera que la implantación del golf en la provincia atraiga a nuevos turistas, pues el dinero que mueve el deporte, tanto en las apuestas como en la industria deportiva pueden ser muy beneficioso para Alicante.

Por todo ello, el popular César Sánchez, presidente de la Diputación de Alicante, ha pedido al Gobierno valenciano que destine los fondos económicos necesarios para la construcción de aproximadamente 20 nuevos campos de golf. Con ellos, el presidente pretende llegar a un total de 40, pues ya hay 19 campos en activo en la provincia.

Parece que la apuesta de César Sánchez por el golf es muy fuerte, llegando hasta el punto de pretender que sea uno de los motores económicos para Alicante. Y es que la industria de este deporte mueve cantidades asombrosas de dinero y crea una gran cantidad de puestos de trabajo.

Lo que está claro es que Alicante parece ser uno de los destinos preferidos por jugadores extranjeros para poder disfrutar del golf. Su buen clima durante todo el año hace que, en cualquier época del año los 19 campos de la provincia estén llenos y sean capaces de crear en torno a 400 millones de euros al año, cifra que se pretende duplicar prácticamente el doble con las nuevas construcciones.

Otro punto de acercamiento por parte de la Diputación está siendo su manera de potenciar torneos en la provincia. En 2018 Benidorm acogerá en el “Costa Blanca-Benidorm Senior Master”, una competición donde juegan los mejores golfistas del mundo mayores de 50 años, siendo la primera vez que Alicante acoja el torneo.

Para el Masters se pretende destinar unos 300.000 euros consiguiendo crear el mejor torneo posible como precedente. A partir de ahí la hoja de ruta es clara, intentar conseguir el máximo de torneos nacionales e internacionales posibles para los lujosos campos que hay en Alicante, consiguiendo crear unos 20.000 puestos de trabajo en toda la provincia.

Sin duda, esta es una estrategia desde la Diputación por encontrar en el deporte un nuevo fondo de inversión que a la larga sirva para obtener niveles más altos de turismo extranjero que llenen los nuevos campos de golf. Además, la creación de muchos puestos de trabajo para los alicantinos será una buena vía para ayudar a la sociedad a creer en este ambicioso proyecto de construcción de tantos campos.

Para ello, la Junta elegirá los diferentes lugares donde implantarlos, siendo Calp uno de los primeros elegidos. El presidente, César Sánchez pretende construir ahí un nuevo campo de golf que le ayude a seguir siendo un destino único y diferente dentro de las cosas del Mediterráneo, en donde resalta la excelente gastronomía y la oferta cultural, pero donde aún falta algo de oferta deportiva para los turistas.

Compartir