- Publicidad -

La pasada tarde del 25 de noviembre, se llevó a cabo un pasacalles, que hizo que los comerciantes de la zona centro del municipio, “se encontraran sus escaparates cubiertos por papel, al igual que sus puertas, sin previo aviso por parte del ayuntamiento ni de la responsable de fiestas”.

Desde el Partido Popular de Monóvar entienden que “la gestión realizada para esta celebración, en los aspectos secundarios como la seguridad de comercios, fue improvisada por parte de la responsable de la Concejalía de Fiestas, la Sra. Maestre, ya que sin previo aviso a los comercios y por la carente falta de comunicación con la propia asociación, hicieron que su “Black Friday”, no obtuviera la visibilidad que se necesitaba.”

El Grupo Popular “apuesta por el comercio de cercanía y da su apoyo a este colectivo que con tanto esfuerzo y sacrificio trabajan para ofrecer a Monóvar su servicios y productos con la mejor calidad.”