El fútbol alicantino no triunfa en lo colectivo pero sí en el plano individual

0

Ruben Ortega [CC BY-SA 4.0], from Wikimedia Commons
Entre los 30 equipos con más partidos en Primera División figuran dos equipos de Alicante. Hablamos como no del Elche y el Hércules, dos históricos en horas bajas. No corren buenos tiempos para ninguno de los dos, por lo que la representación de la provincia en la élite se reduce hoy al plano individual a través de las botas de jugadores como Jorge Molina, candidato al trofeo Zarra, o futbolistas en el cenit de sus carreras, como es el caso de Saúl Ñíguez y José Luis Gaya. Repasamos la actualidad de ambos conjuntos y la de tres de los representantes más carismáticos del fútbol alicantino del presente.

Hubo un tiempo en que el Elche y el Hércules se codeaban con los grandes de España. No en vano, los franjiverdes acumulan 21 temporadas de experiencia en Primera por 20 de los herculanos, lo que les sitúa entre los 30 equipos con más encuentros disputados en Primera, según el histórico de la categoría. La realidad actual dista mucho de la de ese glorioso pasado con uno y otro bando moviéndose entre Segunda División y Segunda División B.

El Elche puede descender y el Hércules ascender

Ambos coincidieron la pasada temporada en el Grupo III de Segunda B, pero la campaña acabó en alegría para la parroquia ilicitana con el ascenso del Elche. Una felicidad efímera porque, solo unos meses después de aquel éxito, el Elche merodea peligrosamente la zona de descenso a muy poca distancia de los cuatro últimos y podría, o no, reencontrarse con su enemigo histórico. Y es que al Hércules sí le va bien y apunta al ascenso cinco años después de caer al abismo del fútbol de bronce. Ante la dinámica de uno y otro conjunto, el derbi de Alicante podría no celebrarse tampoco el curso venidero, aunque también podría volver en Segunda B o incluso disputarse en Segunda. Las treces opciones están abiertas, con casi una segunda vuelta por disputarse. El tercero de los escenarios se entiende como el positivo de los tres posibles para el aficionado y para revivir una historia de más de 90 años.

Jorge Molina, candidato al trofeo Zarra

Y a falta de ver si se cumplen los mejores augurios deportivos para Elche y Hércules, toca conformarse con el buen hacer de los jugadores más representativos del momento. Por méritos propios, Jorge Molina (Getafe) figura desde hace tiempo en dicha lista. Desde que abandonase el Elche en 2010, el delantero se ha consolidado como uno de los principales atacantes del panorama nacional; y junto a Rubén Castro (Las Palmas), conformó una de las duplas más efectivas, llegando a firmar al lado del canario hasta 77 goles con la camiseta del Real Betis. Desde 2016, Molina defiende los intereses del Getafe, en el que es indiscutible para Jorge Bordalás.

El de Alcoy, con 21 partidos disputados, disfruta esa eterna juventud que parece vivir los miembros de la generación del 81 y también del 82, como también es el caso del guipuzcoano Aritz Aduriz. Molina está a sus 35 primaveras en condiciones de alzarse con el trofeo Zarra, al contar en su casillero personal con ocho goles anotados y figurando a solo dos de Iago Aspas, que lidera esta clasificación con 10. El galardón podría ser el broche final a una carrera que se acerca a su final, ya que mientras Leo Messi siga en activo el Pichichi parece fuera del alcance del nueve español. El argentino ya ha visto puerta en 19 ocasiones y lidera con claridad la general y las apuestas a máximo goleador.

Saúl y Gayá, en la Selección

Carla Cortés [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons
El futuro está asegurado cuando cuelgue las botas, con Saúl Ñíguez y José Luis Gayá tomando el testigo. Los dos viven un momento dulce como parte del Atlético de Madrid y el Valencia, respectivamente. Saúl, a sus 24 años, ha sido internacional en 15 ocasiones, convirtiéndose el pasado verano en el sexto alicantino en disputar un Mundial. Antes lo hicieron Juan Manuel Asensi, Lobo Carrasco, Guillermo Amor, Antonio López y Juanfran Torres. La cifra se podría incrementar a siete con Gayá en 2022 porque el lateral valencianista es ya en un habitual de las listas de Luis Enrique al lado de Saúl. Los dos han participado en los amistosos de España previos a la fase de clasificación para la Eurocopa de 2020, por lo que cuentan con muchas papeletas para formar parte del grupo que intentará clasificar a la Selección parar el torneo continental.

Lo dicho. En lo colectivo, Alicante no suena tanto en los medios nacionales como en épocas anteriores porque el Elche y el Hércules están lejos de ser protagonistas en el fútbol español, pero ese vacío se cubre con creces gracias al buen momento que viven hombres como Jorge Molina y sobre todo Saúl y Gayá, dos de los pilares actuales de España.