Dietas desintoxicantes

0

Conoce las dietas que pueden liberar tu cuerpo de toxinas, ayudándote a recuperar tu bienestar.

Con el tiempo las toxinas crecen en el organismo como resultado del aire contaminado que respiramos y las sustancias químicas y materias de desecho de los alimentos y el agua que consumimos. Cada cierto tiempo, el cuerpo libera estas toxinas a los tejidos para liberarse de ellas. Cuándo entran en el torrente sanguíneo es cuando nos sentimos cansados y con poca energía.

Es este el momento de ponerse manos a la obra y ayudar al organismo a eliminar todas esas sustancias tóxicas que hemos acumulado. Para ello, no hay mejor solución que cuidar nuestra alimentación.

No realice ninguna dieta por su cuenta. Acuda a su médico de confianza o a un especialista de la salud para que le asesore sobre el tratamiento más adecuado a su caso.

Los síntomas más comunes de toxicidad

Dolores de cabeza, fatiga, cansancio, congestión, dolores de espalda, dolor o inflamación de las extremidades, problemas digestivos, síntomas de alergia y sistema inmunológico debilitado.

Qué ventajas podemos obtener

Mejora de dolencias crónicas

Puede ayudar a la curación de dolencias graves o crónicas. Puede ser muy útil en personas que sufran adiciones (alcohol, azúcar blanco, nicotina, etc.).

Tratamiento de la obesidad

La desintoxicación es una parte muy importante en el tratamiento de la obesidad. En los tejidos grasos es dónde almacenamos gran número de toxinas. Cuándo perdemos peso, no sólo perdemos volumen de la grasa corporal sino que además eliminamos toda esa carga tóxica acumulada en nuestro cuerpo.

Para sentirnos mejor

No tenemos que estar enfermos para someternos a una dieta de desintoxicación. Simplemente si nos sentimos cansados, estresados y con falta de energía, es una buena manera de recuperar nuestro tono vital. La piel recupera su tersura y luminosidad y el pelo se vuelve más brillante y sedoso.

Las monodietas

Consiste en tomar un solo alimento a lo largo del día. Estas dietas sólo pueden hacerse durante 2 o 3 días, ya que si prolongamos su duración, el cuerpo puede sufrir muchas carencias. Además no pueden repetirse más de dos veces por mes. Ningún alimento es lo suficientemente completo como para tomarlo exclusivamente.

La leche materna es el alimento más completo y aún así, le falta hierro y vitamina C. Una dieta balanceada es la que nos aportará una mayor cantidad de nutrientes. Las monodietas nos permiten optimizar la digestión y dejar descansar a los órganos (hígado, riñones, páncreas, vesícula e intestino). De esta manera podremos ayudar al cuerpo a desintoxicarse.

De la piña

Puede ingerir a lo largo del día una piña fresca madura. Además puede tomar toda el agua mineral que desee e infusiones de plantas (excepto té y café).

Del plátano

A lo largo del día puede tomar 4 plátanos, 4 vasos de leche, toda el agua mineral que desea e infusiones de plantas (excepto té y café).

Dieta de la manzana

Puede tomar tanta agua mineral e infusiones como desee, nuevamente exceptuando el té y el café.

Desayuno: Una taza de té o café con edulcorante y una manzana rallada. Almuerzo: Dos manzanas ralladas y un yoghurt natural tipo bio. Merienda: una manzana. Cena: Igual que el almuerzo.

Dieta de uvas

A finales de agosto es un buen momento para realizar una dieta de uvas. Es una de las frutas de temporada. Son ricas en glucosa, proteínas, fibra, fósforo, calcio, magnesio, sodio y potasio. Sus pepitas contienen propiedades antioxidantes que nos ayudan a luchar contra el efecto nocivo de los radicales libres. Es preferible que no las pele ni les quite las pepitas, ya que de esta manera se podrá beneficiar de todas sus propiedades.

Desayuno: Una taza grande de té o infusión de hierbas y 300 gramos de uvas. Almuerzo: 300 gramos de uvas y dos tostadas de pan integral. Merienda: Un vaso grande de zumo de uvas recién exprimidas. Cena: 300 gramos de uvas y dos tostadas de pan integral.

Dieta del yoghurt

Esta dieta puede realizarse durante 3 días y no puede repetirse más de dos veces por mes. Están permitidas las siguientes frutas (125 gramos de arándanos, una pera, 150 gramos de frambuesas, una manzana rallada, 125 gramos de uvas o una naranja) el edulcorante, la sal, la pimienta y el zumo de limón. Puede tomar la cantidad que quiera de agua mineral, infusiones y té y café. Para hacer mejor la digestión puede mezclar un yoghurt con dos cucharadas de salvado de trigo o dos de germen de trigo.

Dietas diuréticas

Se pueden hacer máximo dos días por semana. Ayudan a eliminar líquidos y toxinas acumuladas. Perfectas para realizar después de haber cometido algún exceso. Las personas que sufran de edemas y retención de líquidos verán que se deshinchan rápidamente.

Dieta 1

Desayuno: Dos naranjas y dos mandarinas. Media mañana: Un vaso de zumo de naranja recién exprimido, con trocitos de kiwi, fresas o albaricoque. Almuerzo: Una rodaja de sandía, una taza de uvas, una manzana y una infusión. Cena: tres rodajas de piña fresca, tres albaricoques, un plátano y una infusión.

Dieta 2

Desayuno: Una cucharada de avena y una de salvado de trigo en un yoghurt tipo bio. Una infusión (excepto té y café). Media mañana: Un zumo de piña y dos zanahorias crudas. Almuerzo: Un huevo pasados por agua, un pepino, dos tomates, un pedazo de hinojo y dos barritas de apio. Merienda: Un zumo natural de pomelo. Cena: Dos manzanas medianas. Antes de dormir: un zumo de frutas o dos kiwis.

Otras dietas

Dieta depurativa con zumos

Esta es una dieta básicamente vegetariana, en la que se combinan zumos de verduras y frutas con purés vegetales. No se puede comer carne, pero están permitidos los huevos, y dos veces por semana el pescado azul o blanco.

Zumo de la primera semana: zanahoria, apio, espinacas, hinojo, manzana y media patata cruda. Zumo de la segunda semana: rábanos, pepino, espárragos verdes, medio diente de ajo y una rodaja de cebolla y manzana.

Dieta de los crudites

Esta dieta es oriunda de Alemania. Es prácticamente vegetariana y no debe seguirse más de una semana.

Desayuno: Café, té o infusiones de plantas; una pieza de fruta (nunca el zumo). Almuerzo: Verduras crudas al gusto y en la cantidad deseada (pueden condimentarse con sal y zumo de limón exprimido); dos rebanadas de pan integral; dos huevos duros y una pieza de fruta. Cena: Un plato de frutas de temporada. Entre horas: Queso, fruta o vegetales.

Dieta de eliminación

El principal objetivo de esta dieta es la depuración del organismo. Es básicamente vegetariana y no debe hacerse más de 2 0 3 días.

Desayuno: té o infusión con una rodaja de limón y endulzado con una cucharadita de azúcar de caña. 1 zumo natural de pomelo, naranja, mandarina, pera o manzana. Almuerzo: Sopa de verduras, macedonia de frutas o zumo de tomate, ensalada verde aliñada con limón y yoghurt desnatado o infusión. Cena: una taza de sopa y un plato de verduras frescas o hervidas al vapor con 2 rodajas de queso de Burgos.

Depuración semanal

Esta ideal para recuperarse de los excesos cometidos durante el fin de semana. Sólo dura un día.

Incluye: De dos a tres litros de agua mineral. Frutas: manzanas, pomelos, kiwis, piña y sandía. Verduras: endivias, lechuga, espinacas, berros y zanahorias. Zumos de naranja, piña y uvas.

De los líquidos

No es el mejor sistema para adelgazar porque se pierde tanto el tejido adiposo como la masa magra. Para realizarlo consulte con su médico. La dieta está compuesta por líquidos (zumos, caldos, purés de frutas o verduras, café, té, agua mineral e infusiones de plantas), que se pueden tomar a todas horas.

Menú base

Desayuno: Zumo de frutas natural, té o café con edulcorante. Almuerzo: Puré de verduras frescas. Cena: zumos de frutas o verduras.

Dieta desintoxicante de 24 horas

Esta dieta promete limpiar el cuerpo en 24 horas. Se basa en la ingesta de líquidos a lo largo de todo el día. Aporta pocas calorías y numerosas vitaminas y minerales. Además permite que el cuerpo no se debilite. La piel, el pelo y las uñas mejoran notablemente. Puede realizar esta dieta una vez por semana, durante 6 meses máximo. Deben tomarse entre 3-5 litros de zumos de frutas y verduras diarios, distribuidos en un vaso cada media hora.

Licuados

1. Una manzana, un hinojo y zumo de limón. 2. Media manzana verde, una remolacha y zumo de limón. 3. Dos kiwis, media taza de berros.

Zumos

1. Un tomate, tres tronquitos de apio y perejil. 2. Dos zanahorias, perejil y un poco de nuez moscada.

Sopas frías

1. Caldo de verduras, un tomate, un pepino, un ajo y un poco de albahaca. 2. Un vaso de tomate triturado, una taza de berros y seis hojas de espinacas.

Consejos

Qué comer

Consuma alimentos orgánicos o de cultivo biológico siempre que le sea posible. Beba agua mineral. Ponga en práctica la rotación de los alimentos, especialmente en el caso de alergénicos tan comunes como los lácteos, el trigo, las fresas, la soja, el marisco y los productos que contengan levaduras. Practique la combinación de los alimentos.

Lleve una alimentación natural, intentando consumir los alimentos de cada estación.

Consuma fruta, verdura, cereales integrales, frutos secos, legumbres y semillas. También puede tomar pescados frescos, lácteos desnatados y tipo bio y aves y huevos (no más de dos por semana) de cría orgánica. Cocine con utensilios de cristal, porcelana y acero inoxidable.

A evitar

Evite o limite su consumo de carnes rojas o curadas, embutidos, fritos, grasas animales, platos preparados, alimentos precocinados y procesados, alimentos enlatados, harinas y azúcares blancos, sal, grasas saturadas, café, alcohol y nicotina.

Desintoxicación mediante los ayunos y zumos de frutas

El ayuno, es la terapia natural más efectiva que podemos encontrar dentro de la medicina natural. Ya los animales lo llevan haciendo cientos de años de manera instintiva. Nuestros antepasados lo utilizaban como medida de limpieza cuándo se encontraban mal y como purificación espiritual.

El ayuno

El ayuno consiste en evitar alimentos sólidos, sustituidos por el consumo excesivo de líquidos. El ayuno más extremo se centra en el consumo exclusivo de agua. Permite la ingestión de zumos de frutas y verduras frescas, así como infusiones.

Este método permite liberar el organismo de toxinas de una manera muy rápida. Las reacciones de cada individuo ante un ayuno dependen de condicionamientos particulares del cuerpo, la mente y la actitud personal.

Los zumos

En relación con determinadas personas y estados de salud, algunos zumos son mejores que otros. Deben evitarse los zumos envasados o congelados. Se pueden consumir zumos de botella o tetra brik, pero siempre es mejor optar por los zumos hechos en casa. Los zumos frescos se asimilan con facilidad y requieren un mínimo esfuerzo digestivo al tiempo que aportan multitud de nutrientes y estimulan la limpieza del organismo.

Es imprescindible consumirlos justo después de su extracción para que no pierdan sus propiedades. Los zumos de manzana, uva, naranja y zanahoria son muy depurativos aunque más altos en calorías. Si queremos un menor aporte calórico podemos recurrir a los zumos de pomelo, limón, pepino, lechuga, espinacas o perejil.

Suplementos para la dexintoxicación

Eliminación de las toxinas

Un de los pasos principales en todo proceso de desintoxicación. A través del intestino grueso nuestro cuerpo elimina un montón de toxinas, por eso el funcionamiento correcto de este órgano es fundamental. Este es un motivo frecuente por el cual en los programas de desintoxicación se opta por limpiar el colon con productos como semillas de psillo, aloe, acidophilus y suplementos de fibra.

Los enemas e irrigaciones

Los enemas de agua con manzanilla o café (depurador hepático) pueden ser de gran utilidad. Lo ideal es que acuda a un centro especializado dónde un médico le realice una hidroterapia de colon. También cada 15 días puede realizarse una irrigación en casa.

Compre el irrigador en la farmacia. Prepare una tacita de manzanilla o de café y añádala a litro o litro y medio de agua templada (ni caliente ni demasiado fría). Espere a que entre todo el líquido, aguante todo lo que pueda. Aunque solo sean unos minutos, está bien.

Las toxinas también se eliminan por la transpiración

Una parte fundamental es el ejercicio físico. A través del sudor también eliminamos toxinas, además mejoramos nuestras defensas y el metabolismo general.

Los baños pueden ayudar en el proceso

Las saunas y los baños de vapor pueden acelerar la eliminación de las toxinas. Puede ser interesante acudir a un gimnasio para someternos a un baño de vapor durante la desintoxicación. Recuerde reponer los líquidos perdidos tomando agua mineral. No abuse del sauna. Estos tratamientos resultan efectivos si los realizamos de manera consciente. Los excesos no son aconsejables, sea cual sea el tratamiento.

Para eliminar toxinas

Para remover metales tóxicos y remineralizar el organismo son muy buenos los suplementos de algas, como la espirulina y la clorela. La fibra y el aloe vera, len ayudarán a mantener el intestino grueso limpio. Un zumo natural de limón exprimido, tomado en ayunas le ayudará a reducir las mucosidades.

Los antioxidantes, como las vitaminas A, C, E y los oligoelementos como el zinc y el selenio, están muy recomendados. El cardo mariano es la planta más indicada para la desintoxicación del hígado. El desmodium, otra planta medicinal, también cumple la misma función.

Debemos incluir también un suplemento Acidophilus, ya que neutraliza varias toxinas en el colon, reduce el metabolismo de otros microbios y su toxicidad, además de repoblar la flora intestinal.

No se olvide del descanso

Es importante descansar correctamente. Puede ser que durante la depuración usted se sienta más cansado de lo normal. Una vez que el organismo esté limpio, su cuerpo reaccionará con salud, recuperando la energía.

Hierbas limpiadoras

Ajo

Es un limpiador sanguíneo, reduce las concentraciones de grasa en el torrente sanguíneo. Es un potente antibiótico natural.

Equinácea

Es un limpiador sanguíneo. Favorece la acción de los fagocitos y linfocitos, por lo tanto potencia la función inmune. Tiene propiedades antimicrobianas.

Diente de león

Limpiador sanguíneo y hepático. Planta diurética, tónica, filtradora de toxinas.

Pimienta de cayena

Limpiador sanguíneo y hepático, incrementa la eliminación de los fluidos y la transpiración. Es un estimulante natural.

Cardo mariano

Tiene un componente activo, la silimarina, un flavonoide con propiedades antioxidantes. Contiene algunas de las sustancias más protectoras del hígado hasta ahora conocidas. Previene del daño de los radicales libres. Estimula la producción de nuevas células hepáticas.

Cáscara sagrada

Limpiador del colon. Posee propiedades laxantes.

Jengibre

Estimula la transpiración y es buen remedio para mejorar la circulación. Útil contra los mareos y las náuseas. Alivia la congestión.

Regaliz

Esta planta es un excelente equilibrador bioquímico. Tiene efectos depurativos y actúa como un laxante suave.

Bardana

Planta limpiadora de la sangre y de la piel. Es diurética, mejora la función hepática. Resulta eficaz contra infecciones por hongos y bacterias.

Zarzaparrilla

Limpiadora sanguínea y linfática. Contienen unas sustancias llamadas saponinas, que reducen los microbios y las toxinas.

Quina

Tiene virtudes antiinfecciosas. Buena para los nervios y articulaciones.

Extracto de semillas de uva

Limpiadora colónica. Potente acción antioxidante. Es un buen purificador de la sangre y un buen estimulante hepático.

Perejil

Planta muy beneficiosa para el riñón. Posee propiedades diuréticas.

Sello de oro

Estimula la desintoxicación de todo el organismo. Limpiador sanguíneo, hepático, renal y cutáneo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.