- Publicidad -

Más de 140 años de historia avalan la trayectoria del Casino histórico de Monóvar en España. Desde el año 1862, cuando se creó el casino del Teatro, llamado de esta forma porque su sede se encontraba dentro de las instalaciones del recinto cultural de artes escénicas de la zona, se ha ido integrando a la vida social, cultural y del entretenimiento de los grandes terratenientes y propietarios de la ciudad.

¿Por qué el Casino Monóvar es conocido por su historia?

Para el año 1862, solo existían en la ciudad 2 sociedades con funciones recreativas y de entretenimiento: el Circulo Agrícola-Industrial, donde se agrupaba una sociedad que reunía a los medianos y pequeños empresarios con ideología de tipo liberal, y el Casino del Teatro, el cual funcionaba dentro de las instalaciones físicas del teatro, cuyos miembros eran de marcada tendencia conservadora.

El 4 de enero del año 1880, en una junta general celebrada por ambas instituciones, se decidió fusionar las 2 sociedades. Debido a que ninguna de las 2 sedes tenía la capacidad suficiente para albergar a todos sus miembros, se decidió fundar una sede única en un sitio conocido como el Bancal de Pellicer.

Fueron repartidas  (al azar entre sus socios),  acciones con un valor de 500 reales cada una, de  las cuales pudieran reeditarse un 6%, entre todos los que no fueran socios y estuvieran en conformidad. A tal efecto fue nombrada una junta que repartió las acciones y se encargó de la ejecución de los trabajos para edificar dicho proyecto. Se acordó que los socios del círculo y del casino del Teatro fueran incluidos.

¿Por qué destaca Azorín en la gestión de la Sociedad Cultural Casino de Monóvar?

La vida cultural y social cambió en la ciudad a partir de la aparición de la Sociedad Cultural Casino de Monóvar. El crecimiento fue evidente debido a la creación de la primera biblioteca en la ciudad, promovida y auspiciada por el intelectual y escritor Azorín, lo que le valió el nombramiento y reconocimiento de Socio Honorifico.

El destacado escritor José Augusto Trinidad Ruiz, mejor conocido por su pseudónimo Azorín, se estableció rápidamente como el icono representativo de la naciente sociedad. El literato nacido en Monovar ejerció como abogado en el pueblo y era propietario de una gran hacienda. Azorín era reconocido por ser un hombre reconcentrado y hasta un poco tímido, frente a aquel vociferante Miguel de Unamuno, o al teatral Valle Inclán, que eran los escritores más conocidos en el momento.

El famoso escritor español fue tan valorado y tomado en cuenta, que se le ofrendo un Homenaje Nacional Azorín, el cual incluyo un ciclo de conferencias en enero del año 1968 y se celebró el primer Centenario de su nacimiento en 1973. En junio de 1998 se ovacionó el centenario de la célebre Generación del Noventa y Ocho y se inauguró una escultura del literato sobre un monolito. De igual manera fue re-editada una publicación llamada Superrealismo, la cual fue obsequiada a todos los socios del casino.

Para celebrar el 130 aniversario se realizaron conferencias, certámenes de arte a cielo abierto y muestras de pinturas, recitales de música y proyecciones de películas y documentales que ilustran la memoria del recordado escritor. Desde el año 2003 se convirtió en la sede organizativa del fallo del Certamen Azorín de Novela.

El Casino de Monóvar sigue abierto con el firme compromiso de programar y colaborar con las diversas actividades culturales relacionadas con la ciudad que vio a nacer al insigne escritor español.