Fases de la Luna

Las fases lunares se producen por interacción entre los movimientos del sol, la luna y la tierra. En un año la luna realiza trece recorridos en torno a la tierra, es decir trece lunaciones. Cada lunación tiene una duración de 28 días aproximadamente.

Las fases lunares son importantes. La luna ejerce influencia sobre las mareas, hay quien dice que altera el carácter de las personas o la germinación de las plantas pues influye sobre la savia facilitando su ascenso, según un conocimiento secular de los agricultores; al parecer la luz de la luna también interviene en la fotosíntesis.

Normalmente, conocemos cuatro tipos de fase lunar, que son Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante. Pero como la Luna demora aproximadamente 28 días en repetir sus fases, pasa no sólo por las cuatro antes mencionadas, sino por infinitas fases intermedias a las cuales la tradición no ha puesto nombre. Este es el motivo de que los astrónomos se refieran a las fases lunares en porcentaje de iluminación. De ese modo, la luna nueva es 0%, la llena es 100%, y tanto creciente como menguante son 50%; el resto de fases lunares según su porcentaje de iluminación.