Consejos para el mantenimiento de piscinas en invierno

0

Las piscinas no sólo requieren de un mantenimiento en verano, sino que en invierno también habrá que tenerlas controladas. No cometas el error de vaciarla cuando bajan las temperaturas; esta práctica es muy costosa y tiene un alto impacto en el medio ambiente. Con el paso del tiempo se han ido desarrollando nuevas tecnologías que nos permiten mantener el agua en buen estado y así, cuando vuelvan a subir las temperaturas, no tendremos que preocuparnos de nada.

Por ejemplo, el invernaje es una interesante alternativa que no requiere de que vaciemos la piscina. Comprende el proceso de preparación de la instalación, la aplicación de determinados productos químicos, de proteger el cobertor de la piscina, evitar el despilfarro, etc.

Consejos para conseguir un buen invernaje en la piscina

Limpieza del vaso de la piscina

Esto significa limpiar tanto las paredes como el fondo de la piscina. Para no complicarnos la vida en este punto, lo más recomendable es comprar un robot limpiafondos electrónico que se encargue de la tarea por su cuenta.

Es importante que este robot sea de buena calidad, ya que así nos garantizará una completa limpieza de las paredes y del fondo, evitando que quede algún resto de suciedad que no debería estar ahí.

Tratamiento de la calidad del agua

Hay determinados químicos que deben echarse al agua para que puedan mantenerse todo el invierno en las mejores condiciones. Por ejemplo, un invernador concentrado es un producto que evitará que se formen determinados compuestos, como hongos, algas o diferentes bacterias.

Cubierta

Las hojas empezarán a caer en la piscina; si no las recogemos, éstas se descompondrán y todos sus residuos pasarán a formar parte del agua. Para evitar que esto ocurra, lo más práctico es comprar una cubierta o cobertor. Existen dos grandes tipos: sumergidos o elevados.

Y no sólo permiten proteger la piscina de la suciedad, sino que también es una buena solución para prevenir accidentes (en especial, en aquellas casas en las que viven niños y/o mascotas).

Pero no sólo instalaremos este elemento y nos olvidaremos de él; también hay que proteger el cobertor de la piscina de forma adecuada. Por ejemplo, de darle un tratamiento preventivo para evitar que se acumule moho en la cubierta y revisarla de forma continua para evitar corregir cualquier deterioro que se pueda presentar.

En el caso de que las temperaturas estén por debajo de los 15ºC, habrá que tomar medidas preventivas; primeramente, bajaremos el nivel del agua por debajo de los skimmers, evitando así que se congele y que se produzcan daños en el vaso. Además, un objeto que flota, debido al movimiento, puede evitar la congelación.

Estos sencillos consejos permiten mantener la piscina en invierno.